Lifestyle

5 consejos de expertos para evitar que tu gato se suba a los muebles

¿Tienes un problema con el hábito de tu gato de subirse a tus muebles y rasgarlos? Te compartimos los mejores consejos para evitar que lo haga

Por Zamira Gaxiola

- 23 de Julio de 2021 - 13:36 hs

5 consejos de expertos para evitar que tu gato se suba a los muebles - Shutterstck

¿Tienes un problema con tu gato en casa porque le encanta subirse a los muebles o rasgarlos? Esta es una de las situaciones más comunes que se desarrollan cuando tienes a una de estas mascotas en tu hogar, pues rascar es parte de sus instintos como especie y muchas veces subirse a los muebles es una manera de marcar su territorio. Pero si estás inconforme con este comportamiento, te compartimos los consejos de Tomorrow Magazine para evitar que tu gato se apodere de tus muebles. 

También te puede interesar: 4 lugares del cuerpo de un gato donde sí lo puedes acariciar sin miedo

Los gatos pueden rascar los muebles por diferentes motivos, de acuerdo con los expertos de Purrfect Post. Lo hacen cuando se estiran y puede ser una forma de hacer ejercicio, en otras ocasiones sirve para marcar su territorio, como se mencionó anteriormente; también lo hacen para mantener la salud de sus garras, ya que así se deshacen de la capa exterior de las mismas. Entonces, debes entender que es parte de su naturaleza y que no lo pueden evitar, pero pueden aprender a no hacerlo si trabajas con ellos desde que son cachorros

1. Coloca plástico sobre los muebles

Si el problema son los sillones u otro mueble donde puedas colocar tapetes de plástico, puedes conseguir tapetes para automóviles o para baño y dejarlos sobre el mueble mientras estás fuera de casa. Estos harán el sillón o la silla menos atractivos para tu minino y lo puede disuadir de sentarse en el mueble o de rascarlo. 

2. Coloca papel aluminio sobre las superficies

Es un poco menos práctico que los tapetes o el plástico, pero funciona como medida de emergencia. A los gatos no les gustan las superficies resbaladizas o que hacen ruido mientras caminan, entonces el papel aluminio es un buen elemento disuasorio, especialmente para aquellos muebles que no utilizas con tanta frecuencia pero tampoco quieres dejar que tu mascota los dañe.

3. Prepara un aerosol con vinagre de manzana

A estos peluditos no les agrada el olor ácido del vinagre de manzana. Entonces puedes mezclar este ingrediente, que es muy fácil de encontrar además de barato, con un poco de agua y rociarlo (con un atomizador) sobre las superficies que no quieres que tu gato toque. Otra ventaja de este líquido es que puede ayudar a neutralizar el olor de las mascotas de tu hogar de manera natural.

4. Prueba con un aroma cítrico

Los gatos detestan completamente el olor de cualquier cítrico, entonces el spray aromatizante que incluye cualquiera de estas frutas puede servir como repelente natural contra los gatos en muebles y otras superficies.

Los mejores son los de limón o naranja, pero debes asegurarte de que el olor no sea demasiado intenso como para molestar a tu mascota. Lo quieres es alejarlo de tu sofá favorito, no lastimar su nariz, y eso es algo que puede pasar si el olor es muy penetrante en el hogar. 

5. Intenta con entrenamiento manual

Puedes entrenar a tu minino para que se mantenga alejado de los muebles, siempre que lo hagas en tiempo real y a medida que se produzca el comportamiento; es decir, antes de que se convierta en un hábito difícil de corregir. Puedes usar el típico rociador con agua para ahuyentarlo cuando lo observes rascando o sobre un mueble. Corregirlo llevará tiempo, entonces sé constante y paciente, sin reprimirlo demasiado. 

También te puede interesar: Averigua por qué tu gato te lame; uno de los motivos es para mostrarte afecto

Tal vez notaste que entre todos los consejos que te presentamos anteriormente no se incluyó la idea de cortarle o de eliminar las uñas o garras de tu mascota. Eso es porque los expertos no lo recomiendan. Quitarle las uñas a un minino implica una mutilación, que lastima sus articulaciones, causa dolor y puede causar complicaciones a corto y largo plazo. Un gato que es sometido a este procedimiento puede tener dificultades para caminar e interactuar con su entorno, entonces es inhumano extraerle sus garras

¿Te fue útil esta información?

¡Claro que sí! 0%
Creo que no... 0%
Síguenos en

En esta nota

Zamira Gaxiola

Licenciada en Estudios Internacionales desde 2021, por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Realizó una estancia estudiantil en la Universidad de Varsovia, en Polonia, durante el invierno de 2019-2020. Se ha desempeñado como redactora para Bunko desde 2020. Hobbies: amante de viajar y conocer nuevas culturas, los temas de género, el idioma inglés, los animales; y la escritura, de ficción y acontecimientos internacionales.

Ver más

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Todo sobre perros, gatos, aves y mascotas exóticas.

Debes completar tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Lifestyle